Skip to main content

¿Cuáles són las Tecnologías de fabricación inteligente para la industria 4.0?

La Fabricación Inteligente focaliza sus esfuerzos en la optimización de los procesos de producción y en la automatización industrial de los recursos.

La Industria 4.0 está viendo cómo sus procesos de producción están cambiando a pasos de gigante gracias a la aplicación de nuevas tecnologías, tanto electrónicas como tecnologías de la información.

Todo ello está provocando una aceleradísima transformación tecnológica en la industria, dónde el mundo físico y el virtual se funden el uno con el otro para dar lugar a una nueva forma de pensar los procesos de producción y gestión de las empresas.

Con todo, podemos hablar de una industria inteligente que cada vez tomará más protagonismo en nuestras economías. Además, con los rápidos avances, se prevé que este tipo de industria pueda llegar a funcionar de forma completamente autónoma en el futuro.

¿Qué son las fábricas inteligentes?

Las fábricas inteligentes son aquellas que focalizan sus esfuerzos en la optimización de sus procesos de producción y en la automatización industrial de los recursos.

Para ello, este tipo de empresas utilizan herramientas digitales, tales como la propia información que proporcionan las bases de datos, la robótica, el Internet de las Cosas o la Inteligencia Artificial. Són muchas las empresas que ya han implantado Soluciones de Fabricación Inteligente o soluciones cómo los Gemelos Digitales, para disponer de prototipos dotados de inteligencia artificial.

Beneficios de las fábricas inteligentes

Por supuesto, todas estas nuevas aplicaciones de tecnologías inteligentes no estarían teniendo lugar si no implicasen grandes beneficios para la industria y para la sociedad.

  • Gracias a la gestión autónoma que llevan a cabo programas informáticos ya estamos viendo muchas ventajas respecto al antiguo modo de gestionar los recursos y los procesos de producción. En este sentido, los flujos de trabajo se optimizan constantemente y los sistemas de detección de errores cada vez son más precisos, ayudando a ahorrar mucho tiempo y dinero a las empresas. Esto ayuda a contar con una industria más sostenible, que no derrocha recursos por ignorar algún dato. Además, los expertos prevén que, en el futuro, estas fábricas serán capaces de funcionar de forma totalmente autónoma.
  • Gracias a la gran cantidad de datos disponibles, las empresas podrán prever la demanda de ciertos productos, así como conocer los precios de sus materias primas a tiempo real. De este modo, tendrán una guía mucho más concreta de qué productos les conviene fabricar en cada momento.
  • Gracias a una cadena de producción inteligente e interconectada, el proceso de fabricación de los productos se vuelve más fiable y seguro para los equipos humanos, aumentando a su vez la productividad y la creación de empleos técnicos altamente cualificados.
  • Gracias a que la empresa trabaja en un entorno medio virtual, se pueden anticipar los errores que puedan aparecer en el futuro, así como planear un mantenimiento de las instalaciones de forma más inteligente, sin esperar a que se produzcan errores para intervenir.

Con todo, se prevé que la facturación de las empresas industriales digitalmente avanzadas experimente un incremento de un 3% anual en los próximos cinco años.

Tecnologías protagonistas de la Industria 4.0 y la Fabricación Inteligente

Pero ¿cuáles son estas tecnologías que permiten esta revolución industrial sin precedentes? Algunas de ellas son las siguientes:

  • Sensores inteligentes. Gracias a ellos existe el Internet de las Cosas, ya que conectan la realidad física, es decir, el mundo real, con lo digital. Estos sensores son capaces de convertir un entorno físico en información digital (en código binario) y, de este modo, son capaces de interactuar con nuestro mundo de forma autónoma.
  • Robótica colaborativa. Los “cobots” son robots de última generación que, gracias a sus rápidos procesadores y capacidades cognitivas, son capaces de automatizar procesos que hasta ahora creíamos que sólo podían desarrollar humanos. Además, estos robots incluyen los ya mencionados sensores inteligentes, así que pueden interactuar con el entorno y trabajar codo con codo con equipos humanos.
  • Fabricación aditiva y 3D. Los diseños que hasta ahora se habían considerado imposibles dejan de serlo gracias a que ya es posible imprimir cualquier imagen digital en 3D, lo que proporciona un nuevo terreno por explorar en cuanto a diseño de producto, en el que la imaginación es el único límite.
  • Realidad aumentada y realidad virtual. Estas tecnologías sirven para hacer pruebas con productos o prototipos y poder así optimizarlos antes de haberlos producido, permitiendo optimizar tiempo y ahorrar en costes a las empresas.
Publicado el: 25 mayo, 2021